jueves, 30 de agosto de 2012

Verás que rico está

Agárralo con fuerza para que no se escape. Atención con el extremo, hay veces que te dan escalofríos al lamer y de lo bueno que está, puede crearte adicción. Seguro que no podrás parar. Dale mordisquitos. Siente como algo que es duro está muy tierno, y ese sabor tan inconfundible se mantiene en tu boca. Juguetea para que no te aburras. Mientras te lo devoras, con tu lengua acaricia todas las partes sin dejar ni un centímetro por chupar, y ¡Cuidado! hay veces que chorrea. Sigue así, hasta llegar al final. Hasta tragártelo entero. No dejes nada sin aprovechar. 
¿Verdad que está rico el helado? 


2 comentarios:

  1. Jajaja

    Si se disfrutase así cada helado habrían mas sonrisas por las calles. ;)

    ResponderEliminar